A A A

cerrar× Llámanos: 958 46 80 63

Cierre de la segunda fase de Serendipia

Parece que fue ayer cuando arrancó nuestro proyecto de convivencia inclusiva “Serendipia”, pero ya hemos acabado la segunda fase, que comenzó en Octubre de 2017.

Para evaluar todo lo sucedido y despedirnos de este periodo tan intenso, hemos disfrutado de unos días en Aguadulce para reflexionar a través de dinámicas de grupo y poner un broche final a la estancia de nuestros mentores Raquel y Sergio.

En esta ocasión, el diseño de todas las dinámicas de trabajo, así como la elaboración del menú y  de las comidas, ha corrido a cargo del grupo. ¡Los profesionales hemos ido “a mesa puesta”! Ha sido una demostración más de las enormes capacidades que tienen, y de que basta con crear oportunidades y prestar algún apoyo puntual para que superen cualquier reto que se propongan.

A continuación, os dejamos algunos de los testimonios de los chicos y mentores de la casa. Reflejan mejor lo que ha supuesto este fin de semana y el año que cierran.

“Para mí el encuentro de Aguadulce ha sido muy interesante porque nos hemos encargado de prepararlo nosotros, tanto las dinámicas como las comidas. Ha sido un desafío que hemos superado”.

José Manuel.
“Tanto el año que ha pasado como el encuentro de Aguadulce han sido fabulosos. He aprendido a esforzarme y a divertirme en el esfuerzo”.

Sergio F.
“Para mí el año ha estado muy bien, me ha servido para aprender un montón de cosas de la gente con la que convivo. Ellos también han aprendido muchas cosas de mí”.

Carmen.

 

“El encuentro de Aguadulce ha sido una gran oportunidad para poder valorar las diferentes situaciones y acciones, que ha sucedido durante a lo largo del año. Siendo un punto de inflexión para la mejora del mismo. También ha sido un lugar donde poder compartir espacio con los educadores y donde hemos compartido buenos momentos. Fuera de la cotidianidad se ha constatado la armonía que se respira en estos encuentros.
Por otro lado se ha observado los niveles de autonomía que los miembros de Serendipia han obtenido, siendo estos los encargados de realizar los horarios, comidas y actividades tanto para evaluación como para la parte más lúdica. siendo imposible no mentar la actividad de los disfraces”.

Sergio J.

 

“El encuentro de Aguadulce ha sido una oportunidad para que las personas que vivimos en Serendipia podamos  proponer, planificar y dinamizar las actividades que queríamos realizar, tanto para evaluar el año de proyecto como para pasarlo bien con actividades de ocio. Han sido unos días de despedida divertidos donde hemos trabajado pero también disfrutado mucho.

Para mí fue un placer echar la vista atrás y recordar el primer día de encuentro, en el que conocí a mis compañeros, y observar todo lo que hemos crecido, aprendido y disfrutado con este proyecto. Finalizo mi etapa muy feliz, sin duda Serendipia me ha cambiado la vida”.

Raquel.